miércoles, 25 de marzo de 2015

PELÍCULA. LA PRIMERA PASCUA

Dibujos animados para niños de la muerte de Jesús. Jesús tenía muchos amigos, pero también tenía enemigos. Jesús sabía que a muchas personas no lo querían y que iban a arrestarlo y a matarlo. Puedes conocer toda la historia en esta película de 9 minutos.





Leer más...

jueves, 19 de marzo de 2015

PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO

         CANCIÓN PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO


Como el padre que se alegra por el hijo que regresa el padre Dios se contenta en el cielo a nuestra vuelta. En el cielo hacen más fiesta por uno que se arrepienta que por cien que nunca pecan y de Dios nunca se alejan. Así lo canta Valiván en este video.

Letra:
Dos hijos tenía un señor, el mayor y el menor. El mayor era obediente, el menor escasamente. El menor dijo a su padre: “Mi herencia has de darme”. Como el padre se la dio, aquel hijo se marchó. Y se fue por el ancho mundo como rico vagabundo. Gastó el dinero muy pronto en mil juergas, el muy tonto. Cuando no le quedó nada, la comida le faltaba. Trabajó cuidando cerdos pero siempre estaba hambriento.

En el colmo de la pena se acordó de aquellas cenas, que su padre les servía a los siervos que tenía. Volvió a su padre y le dijo: “No merezco ser tu hijo. Trátame como a un esclavo pero a cambio de un bocado”. El padre lo hizo callar, dijo: “De eso ni hablar”. Hizo traer un vestido hecho del mejor tejido, un anillo de brillantes en su dedo, como antes. Le mató el mejor ternero y lo asaron todo entero. Hubo música de fiesta y manjares en la mesa. El hermano mayor se enfadó porque el padre perdonó.
Como el padre que se alegra, por el hijo que regresa, el padre Dios se contenta, en el cielo a nuestra vuelta. En el cielo hacen más fiesta por uno que se arrepienta que por cien que nunca pecan y de Dios nunca se alejan.



                               
Leer más...

viernes, 13 de marzo de 2015

PARÁBOLA DEL AMIGO INSISTENTE

PARÁBOLA DEL AMIGO INSISTENTE


¿Nos oye Dios cuando le pedimos ayuda? Hoy responderemos a esta pregunta recordando una parábola que contó Jesús. Esta parábola también es conocida como "el amigo inoportuno" o también como "el amigo en la noche".

Jesús estaba un día hablando con sus discípulos y utilizó la siguiente historia para enseñarles más acerca de la oración: «Suponed que uno de vosotros va a la casa de un amigo a medianoche para pedirle que le preste tres panes. Le dices: "Acaba de llegar de visita un amigo mío y no tengo nada para darle de comer, y las tiendas están cerradas a estas horas de la noche".  Suponed que ese amigo grita desde la ventana del dormitorio: "No me molestes. La puerta ya está cerrada, y mi familia y yo estamos acostados. No puedo ayudarte".  Pero tu solo piensas que no puedes volver a casa sin ese pan, porque tu visita tiene hambre y no tienes nada que darle. Así que sigues llamando a su puerta. 
Y tu amigo sale de nuevo por la ventana y te dice, "Vas a despertar a mis hijos y a todos mis vecinos, vete ya", pero tu sigues insistiendo... 

Os digo, dijo Jesús, que, aunque no lo haga por amistad, si sigues llamando a la puerta el tiempo suficiente, él se levantará y te dará lo que necesitas debido a tu insistencia, para que te vayas rápido y pueda dormir.
»Así que os digo, sigue pidiendo y recibirás lo que pides; sigue buscando y encontrarás; sigue llamando, y la puerta se te abrirá. Pues todo el que pide, recibe; todo el que busca, encuentra; y a todo el que llama, se le abrirá la puerta. 
Y además les dijo:  »Vosotros, los que sois padres, si vuestros hijos os piden un pescado, ¿les daréis una serpiente en su lugar? O si os piden un huevo, ¿les daréis un escorpión? ¡Claro que no! Así que si vosotros, que sois pecadores, sabéis dar buenos regalos a vuestros hijos, cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes lo pidan».


¿Qué aprendemos de esta parábola?
Dios desea que tu lo molestes con tus cosas. Tus problemas y preocupaciones son importantes para Él.
Dios quiere ayudarte ya sea que tu problema sea pequeño o grande. 
Dios quiere que seas de los que no se rinden a la primera, de los que no se conforman, que luchan por conseguir lo que desean.
La oración es el medio para que Dios conozca nuestras peticiones
Dios es un padre bueno que nos da lo que pedimos y no desea cosas malas para nosotros.

Puedes ver esta historia cantada por Valiván en este precioso video, pincha en la imagen.
http://meaburrelareligion.blogspot.com.es/2015/03/cancion-parabola-del-amigo-insistente.html









Leer más...

CANCIÓN. PARÁBOLA DEL AMIGO INSISTENTE

                       PARÁBOLA DEL AMIGO INSISTENTE   

El que a la puerta de Dios llame tendrá lo que pida en oración. Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá Mateo 7:7

                      

Letra y acordes de la canción en este enlace




Leer más...

miércoles, 11 de marzo de 2015

PARÁBOLA DE LOS DOS DEUDORES


                                          LOS DOS DEUDORES 



Un día Pedro le hizo una pregunta a Jesús, la pregunta no era otra que ¿Cuántas veces debo perdonar a mi hermano? ¿Quizás siete veces?
Y Jesús le contestó que debía perdonar 70 veces 7.
Jesús aprovechó esa pregunta para enseñarles a sus discípulos algo sobre el perdón y les relató esta parábola.
El reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos. Y comenzando a hacer cuentas se presentó un hombre que le debía diez mil talentos. Como este hombre no tenía dinero no le pudo pagar. El rey enojado ordenó venderlo a él, a su mujer y a sus hijos, y todo lo que tenía, para que así la deuda fuera pagada. Entonces aquel siervo, arrodillado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. El señor de aquel siervo tuvo misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.
Pero saliendo aquel siervo, encontró a un compañero que le debía cien denarios; lo agarró por su ropa y le dijo: Págame lo que me debes. Entonces su compañero echándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo. Pero él no quiso, sino fue a denunciarlo para que lo llevaran a la cárcel, hasta que pagase la deuda.
Viendo los demás compañeros siervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron a contarle al rey todo lo que había pasado. Entonces, el rey lo mandó llamar y le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. ¿No debías tú también tener misericordia de tu compañero, como yo tuve misericordia de ti? Entonces el rey, enojado, lo envió a la cárcel hasta que pagase todo lo que le debía.
Así también mi Padre celestial, dijo Jesús, hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.


DE ESTA PARÁBOLA APRENDEMOS
Jesús habló mucho de perdonar. Para él era algo muy importante.
Jesús quiso enseñarnos que si no somos capaces de perdonar él no nos perdonará. ¿Y cuántas veces debemos de perdonar? Cuando Jesús dijo 70 veces 7 lo que quería decir es: SIN LÍMITES
Debemos perdonar porque hemos sido perdonados
Si no perdonamos, Dios no nos perdonara a nosotros
Debemos de perdonar sin límite

ACTIVIDADES:

Rodea Verdadero o Falso 

El siervo debía al rey diez talentos                  V      F
El siervo suplicó al rey que lo perdonase        V      F 
El rey no perdonó al siervo                              V      F 
El siervo perdonó a su compañero               V      F 
El rey mandó al siervo a la cárcel                V      F  
Dios quiere que perdonemos 70 veces 7        V      F
Dios quiere que perdonemos siempre            V      F









                        



11. los dos deudores



     






     







                          http://ebicolombia.blogspot.com.es/2010_08_01_archive.html


Leer más...

miércoles, 4 de marzo de 2015

CANCIONES. PARÁBOLA LOS DOS DEUDORES




 
El perdón es una de las grandes verdades del Evangelio. Cuando pensamos en que hemos sido perdonados por Dios es mucho mas fácil perdonar a los demás. En este vídeo veremos a un hombre que a pesar de haber sido perdonado él no perdonó.
                                                                 




 

Pedro se acercó entonces a Jesús y le preguntó:

"Señor, ¿cuántas veces debo perdonar a mi hermano, si él hace algo malo contra mí? ¿Deberé perdonarlo hasta siete veces?"

Jesús le respondió:

"Yo no te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

Mirad, el reino de los cielos es comparable a un rey que decidió hacer cuentas con sus siervos.

Cuando se puso a ello, le llevaron a uno que le debía diez mil talentos, y como no podía pagarle, el rey ordenó que lo vendieran, a él, a su esposa, a sus hijos y todo lo que poseía, para así cancelar la deuda.

Aquel siervo, de rodillas delante del rey, le suplicó: «¡Señor, por favor, ten paciencia conmigo y yo te lo pagaré todo!.»

El rey, sintiéndose conmovido, le soltó y le perdonó la deuda.

Pero el hombre, al salir de allí, se encontró con un consiervo suyo que le debía cien denarios. Lo agarró por el cuello y, casi ahogándolo, le exigió: «¡Págame lo que me debes!»

Su deudor, de rodillas delante de él, le suplicaba: «¡Ten paciencia conmigo y yo te lo pagaré todo!.»

Pero el otro no quiso oírle, sino que lo metió en la cárcel hasta que la deuda estuviera totalmente liquidada.

Entonces los demás compañeros de servicio, viendo lo que ocurría, se entristecieron profundamente y fueron a contarle al rey lo sucedido.

El rey mandó llamar inmediatamente al que él había perdonado, y le increpó diciendo: «¡Siervo malvado!, yo te perdoné aquella enorme deuda porque me lo rogaste. Tú, en cambio, no has tenido ninguna compasión de tu consiervo, como yo la tuve de ti.»

Y tanto le indignó al rey la actitud de aquel deudor, que lo puso en manos de verdugos para que lo torturasen hasta que su deuda quedase saldada por completo.

Pues eso mismo hará mi Padre celestial con aquellos que, entre vosotros, se nieguen a perdonar de corazón a un hermano sus ofensas.
Leer más...

viernes, 27 de febrero de 2015

PARÁBOLA DEL SEMBRADOR

EL SEMBRADOR




Jesús contó historias sencillas de la vida cotidiana para transmitir una enseñanza espiritual de modo que esta fuera fácil de recordar. Estos relatos se denominan Parábolas. Hoy vamos a conocer la Parábola del Sembrador que Jesús contó y que puedes leer en Lucas 8:5-15

Un sembrador salió a sembrar su semilla. Parte de la semilla cayó junto al camino y en el camino fue pisoteada y los pájaros se la comieron.

Otra parte de la semilla cayó entre piedras donde no había mucha tierra. Estas semillas brotaron muy rápido porque la tierra no tenía profundidad. Pero cuando salió el sol las plantas se secaron por falta de humedad porque no tenían
raíces.

Otras semillas cayeron entre espinos y al crecer juntos los espinos ahogaron la semilla.

Pero otra parte de la semilla cayó en buena tierra y creció produjo fruto y dio una buena cosecha, hasta cien granos por semilla.

Jesús explica la parábola
La semilla representa el mensaje de Dios. La semilla que cayó junto al camino representa a la persona que escucha la Palabra de Dios y no la entiende. Así como la semilla junto al camino no pudo crecer el mensaje de Dios no pudo crecer en las personas.

La semilla que cayó entre piedras representa a las personas que oyen el mensaje y lo reciben con alegría pero no tienen suficiente raíz y cuando vienen los problemas o persecución por causa del mensaje de Jesús tropiezan, creen por un tiempo pero a la hora de la prueba abandonan.


La semilla que cayó entre espinos representa a los que escuchan pero poco a poco se dejan ahogar por las preocupaciones de la vida, por las riquezas, los placeres de la vida, las tentaciones. La semilla no puede crecer tan rápido como los espinos, algunas personas le dan mas importancia en su vida a otras cosas antes que el mensaje de Jesús y eso les impide obedecer la Palabra de Dios.

Pero la semilla que cayó en buena tierra son las personas que escuchan el mensaje se Dios y lo entienden y lo obedecen. La Palabra de Dios crece en sus corazones y las personas son transformadas. Estos dan fruto y producen 100 veces mas.

¿Qué clase de tierra quieres ser?


ACTIVIDADES:




 




































     

Fuente: http://www.sermons4kids.com














Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...